Vivienda

Vivienda

Ante el problema de la vivienda, con decenas de miles de desahucios por impagos de hipoteca y una gran demanda de vivienda social sin atender, ayuntamientos, particulares y colectivos buscan soluciones. Una alternativa que empieza a abrirse camino son las cooperativas de vivienda con cesión de uso. Dos especialistas en el tema, Mireia Parera y Paula Martí, de la entidad perviven, hicieron una charla-taller ayer por la tarde en la Casa de la Villa para explicar cómo funciona el cohabitatge. El acto fue presentado por la concejala de Vivienda, Jessica Segovia (ICV-EUiA), quien considera que hay que valorar otras formas de vivir “que sigan un modelo más justo y accesible, sin ánimo de lucro, no especulativo y transformador, al tiempo que propicie una convivencia más solidaria “.

La fórmula del cohabitatge la puede sacar adelante un grupo de personas, una entidad o una administración pública. En el caso de un grupo de personas el primer requisito es encontrar un lugar para construir o rehabilitar, que puede ser de compra a un particular o de cesión de uso por parte de una administración durante un periodo de hasta 75 años. El grupo tiene que definir el proyecto de convivencia, el financiero y el arquitectónico y constituirse como cooperativa. Para poner en marcha las obras, los socios deben hacer una aportación inicial de forma individual y pedir un préstamo a una entidad financiera. Cada socio pagará una cuota de cesión de uso para poder disponer de la vivienda de por vida aunque nunca será propietario ya que la titularidad será de la cooperativa. “Se prioriza el valor de uso de la vivienda por encima de su valor de cambio”, explicó Martí, quien destacó los valores asociados a este modelo como el arraigo territorial, el apoyo mutuo, el precio asequible, un mercado social no especulativo, el empoderamiento y la autogestión.

Una de las conclusiones de la jornada fue que este modelo de autoabastecimiento de vivienda “supone un cambio de paradigma y exige un gran compromiso personal, aunque algunas tareas más técnicas o burocráticas se puedan externalizar”, explicó Parera. En Cataluña ya existen algunas experiencias innovadoras de cohabitatge como la cooperativa La Borda, en el barrio de La Bordeta de Barcelona; SostreCívic, con proyectos en Barcelona y Cal Casas, en Santa Maria d’Oló.

obra nueva barcelona – promociones obra nueva barcelona

Comments are closed