Mostra totes les entrades de barlovento

Voluntariado Internacional

El futuro de los acuerdos de cooperación de Europol y el nuevo Reglamento de Europol

El 11 de mayo de 2016, las instituciones adoptaron el nuevo Reglamento (UE) 2016/794 de Europol. De este modo, la cooperación internacional de la agencia, que permite el intercambio de datos personales, sigue siendo posible con base en tres instrumentos: un acuerdo internacional de la Unión concluido en virtud del art. 218 TFUE; una “decisión de adecuación” de la Comisión que establece salvaguardias para la protección de la privacidad y los derechos y libertades fundamentales de las personas; y un Acuerdo de cooperación preexistente de Europol. El Reglamento entrará en vigor el 1 de mayo de 2017, sustituyendo el actual régimen jurídico de cooperación exterior establecido por la Decisión del Consejo de Europol (2009/371 / JAI), la «Decisión del Consejo de procedimiento» (2009/934 / JAI) sobre el intercambio de datos personales y clasificados con terceros y la «Decisión del Consejo de Ejecución» (2009/935 / JAI) que determina la lista de países y organizaciones internacionales aprobadas para la cooperación con la agencia.

Voluntariado Internacional

Lamentablemente, el Reglamento subraya que no afectará a la fuerza jurídica de los acuerdos de cooperación celebrados por Europol en virtud del Convenio Europol o en virtud del régimen jurídico actual y, por lo tanto, cualquier nuevo acuerdo que pueda adoptarse hasta el día de entrada en vigor del Nuevo Reglamento. Esos instrumentos seguirán vigentes hasta al menos 2021, cuando serán revisados ​​por la Comisión, con la opción de recomendar su reasignación como Tratados en una etapa posterior.

En la actualidad, el procedimiento para la adopción y revisión de los Acuerdos de cooperación todavía se rige por las Decisiones del Consejo y parece estar al margen del Parlamento Europeo. La lista de socios cooperantes de Europol se aprueba mediante una decisión del Consejo en consulta con el Parlamento. En 2012, el Consejo propuso la Decisión de Ejecución (2014/269 / UE), añadiendo 4 nuevos países a la lista; sin embargo, el Parlamento rechazó la decisión propuesta. Aunque el Parlamento estaba preocupado por el nivel de protección de datos en algunos de los países, el Consejo todavía adoptó la Decisión, autorizando la cooperación de Europol con los 4 países. Tal vez no por casualidad, el Parlamento impugnó la Decisión por otros motivos de procedimiento (asunto C-363/14), pero sin éxito.

Los acuerdos de cooperación de Europol son estratégicos y operativos, y ambos permiten el intercambio de información clasificada, mientras que los acuerdos operativos también permiten el intercambio de datos personales. En la actualidad hay 15 acuerdos operacionales y 6 acuerdos estratégicos concluidos con 13 terceros estados y con 3 organizaciones internacionales. Algunos instrumentos han sido recientemente adoptados o renegociados en virtud de las Decisiones actuales del Consejo. Otros, como los acuerdos con Interpol y con EE. UU., Siguen vigentes según lo adoptado en virtud de la Convención.

Una mirada más detenida a la forma de los Acuerdos plantea la cuestión razonable de si se trata de Acuerdos concluidos en virtud del derecho internacional y, por lo tanto, debe seguir rigiendo la cooperación de la agencia durante al menos 4 años después de que el Reglamento sea aplicable. La mayoría de los instrumentos (independientemente de su régimen de origen) tienen las características formales de los instrumentos de derecho internacional, como la ratificación, la entrada en vigor y la terminación. En particular, algunos Acuerdos Operativos prevén el arbitraje por un tribunal, y posiblemente también el Presidente de la Corte Internacional de Justicia que designe un árbitro, cuya decisión sería definitiva y vinculante. Más importante aún, la mayoría de los acuerdos de cooperación contienen múltiples características sustantivas sobre las obligaciones normativas mutuas entre las partes contratantes. Las disposiciones del Nuevo Reglamento abarcan el régimen de cooperación futura de Europol en virtud de un acuerdo internacional de la Unión celebrado en virtud del art. 218 TFUE, mientras que en la práctica la “migración” de sus Acuerdos de Cooperación en realidad los convierte en el futuro de su cooperación internacional.

Una revisión adicional del contenido de los Acuerdos plantea más preocupaciones sobre las disposiciones sustantivas sobre el intercambio de datos. El Acuerdo complementario con EE. UU. Contiene tales características normativas en ausencia de disposiciones explícitas sobre el nivel adecuado de protección de los datos personales en los EE. UU. Y las salvaguardas respectivas en lo que respecta a la transmisión posterior de los datos. Podría decirse que este acuerdo no es independiente, ya que otros instrumentos tampoco están equipados con arreglos elaborados sobre protección de datos. Además, algunos de los Acuerdos incluyen disposiciones detalladas sobre el intercambio de funcionarios de enlace, lo que permite la transferencia práctica de una gama completa de información a través de la autorización